Nutrición Cosciente

Alimenta tu cuerpo y nutre tu alma.

Decisiones saludables para un bienestar integral.

La nutrición consciente se refiere a la práctica de prestar atención deliberada a lo que comes, cómo lo comes y cómo afecta tu cuerpo, mente y bienestar general. Esta filosofía va más allá de simplemente elegir alimentos saludables; también implica estar presente y consciente durante las comidas, así como cultivar una relación más consciente con la comida y los procesos alimentarios.

La nutrición consciente es una práctica que se alinea con el enfoque general de la atención plena y puede contribuir al bienestar integral, incluyendo la salud física y emocional. Al adoptar una actitud consciente hacia la alimentación, se busca crear una relación más saludable y equilibrada con la comida.

Algunos de sus principios son:

  1. Consciencia alimentaria

  2. Escucha al cuerpo

  3. Disfrute de la comida

  4. Elecciones conscientes

  5. Conexión mente-cuerpo

  6. Atención a las señales de saciedad

  7. Gratitud hacia los alimentos

Las Sesiones son de 60min y tras finalizar se entrega el programa de recomendaciones a realizar que puede incluir lista de alimentos, menús y complementos. Tras la primera visita se programa el seguimiento y la actualización dietética.

Las Técnicas y Enfoques nutricionales que utilizaremos en cada sesión están basadas en:

Estudio Bionutricional

El estudio bionutricional es un enfoque que combina la biología y la nutrición para evaluar el estado de salud de un individuo y proporcionar recomendaciones personalizadas sobre su alimentación y estilo de vida. Este enfoque reconoce que cada persona es única y que sus necesidades nutricionales pueden variar según factores como la genética, el estilo de vida, el entorno y las condiciones de salud.

El estudio bionutricional puede implicar una evaluación exhaustiva de la dieta actual de un individuo, sus hábitos alimenticios, su estado de salud actual, sus objetivos de salud y su historial médico. También puede incluir pruebas específicas para determinar la presencia de deficiencias nutricionales, intolerancias alimentarias, desequilibrios hormonales u otros factores que puedan afectar la salud y el bienestar.

Basándose en los resultados de estas evaluaciones, un profesional de la salud capacitado en bionutrición puede recomendar cambios en la dieta, suplementos nutricionales, modificaciones en el estilo de vida y otras estrategias para mejorar la salud y prevenir enfermedades.

En resumen, el estudio bionutricional es una herramienta integral para comprender las necesidades nutricionales individuales y desarrollar un plan de alimentación personalizado que promueva la salud y el bienestar óptimos.

Equilibrio Alimentario

El equilibrio alimentario se refiere a la práctica de consumir una variedad de alimentos en proporciones adecuadas para satisfacer las necesidades nutricionales del cuerpo y mantener la salud y el bienestar. Un equilibrio adecuado en la alimentación implica la inclusión de todos los grupos de alimentos en la dieta, como frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables, en las cantidades adecuadas para proporcionar los nutrientes necesarios.

Aquí hay algunos aspectos clave del equilibrio alimentario:

  1. Variedad: Consumir una amplia variedad de alimentos dentro de cada grupo alimenticio para garantizar una ingesta adecuada de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales.

  2. Proporción: Mantener una proporción equilibrada de carbohidratos, proteínas y grasas en la dieta, adaptada a las necesidades individuales de cada persona, basadas en factores como la edad, el género, el nivel de actividad física y el estado de salud.

  3. Moderación: Consumir porciones moderadas de alimentos para evitar el exceso de calorías y mantener un peso corporal saludable.

  4. Hidratación: Beber suficientes líquidos, preferiblemente agua, a lo largo del día para mantenerse bien hidratado.

  5. Ajuste según las necesidades individuales: Adaptar la dieta según las necesidades específicas de cada persona, como condiciones de salud, intolerancias alimentarias, alergias y preferencias personales.

  6. Planificación: Planificar las comidas y meriendas con anticipación puede ayudar a garantizar que se cumplan las necesidades nutricionales y se eviten decisiones alimentarias poco saludables impulsivas.

En resumen, el equilibrio alimentario es fundamental para promover una dieta saludable y satisfacer las necesidades nutricionales del cuerpo, lo que contribuye a mantener una buena salud y prevenir enfermedades.